La Legislatura bonaerense sancionó un proyecto de Ley impulsado por el Gobierno de María Eugenia Vidal que redundará en una baja sensible en el valor de las cuotas de los créditos hipotecarios.

La norma había sido aprobada por el Senado hace dos semanas y ayer se sancionó en la Cámara de Diputados.

En concreto, la Ley reduce la aplicación de Ingresos Brutos a los créditos hipotecarios, lo que permitirá una reducción en el valor de las cuotas.

La iniciativa baja de 8 a 1,5% la alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos para el ítem “servicios de las entidades financieras no bancarias correspondientes a los intereses y ajustes de capital de los préstamos hipotecarios otorgados a personas físicas, con destino a la compra, construcción, ampliación o refacción de vivienda única, familiar y de ocupación permanente”.

La baja del 6,5% impactará en las cuotas de los créditos, ya que si bien formalmente deben pagarla los bancos, las entidades trasladan ese sobrecosto a los usuarios. Según estimaciones del oficialismo, las cuotas bajarán en torno a un diez por ciento.