Una manifestación de organizaciones piqueteras que cortaban, desde este mediodía, el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social, fue reprimida por la guardia de Infantería de la Policía de la Ciudad, con camiones hidrantes y gases lacrimógenos.

Los manifestantes -varios de ellos encapuchados, con palos en la mano- se habían instalado en la avenida cerca de las 13, en el marco de un reclamo que incluía la instalación de carpas y ollas populares frente a la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley.

Las organizaciones sociales informaron que los detenidos en la Comisaria 30 son Maximiliano Godoy, Victor Bolaños, Hernan Alvarez, Juan Garcia y Leandro Arias. Carlos Jerez fue detenido en la comisaría 30 y trasladado con heridas graves al Hospital Argerich. Los dos menores demorados en el Instituto Inchausti son Alberto Rodríguez (14 años) y Ulises Coria(17 años).

Los heridos de balas de goma atendidos en el Hospital Finocchietto son Clara Alarcon, Brian Antoni y Marcelo Barrera.

La causa caratulada como intimidación pública, resistencia a la autoridad está a cargo del juez federal Sergio Torres y de la fiscal Alejandra Magnano.

“Estuvimos más de 4 horas movilizados por nuestros reclamos. Tuvimos una primera reunión con las autoridades del Ministerio de Trabajo y de Desarrollo Social de la Nación. Nos dijeron que no a cada uno de nuestros reclamos. Decidimos en asamblea con los compañeros y compañeras acampar. En ese momento nos volvieron a llamar. Ingresamos, cuando nos estábamos sentando la policía avanzó y empezó a reprimir. Había más de 40 móviles, carros hidrantes, tiraban sobre los compañeros balas de goma. Salieron a cazar compañeros”, relató Eduardo Montes, de la cooperativa Gráfica Patricios en declaraciones citadas por el diario Página12. Además del plan de infraestructura para emplear a los cooperativistas, reclamaron que no se den de baja las pensiones por discapacidad, la declaración de la emergencia alimentaria y la emergencia tarifaria en fábricas recuperadas, comedores y clubes de barrio.

Carolina Arribi, de la Tupac Amaru, agregó ante el mismo medio que “los dirigentes habían hablado con los compañeros para que liberaran el Metrobus y se apagaran las gomas”. “Mientras estábamos en ese proceso, con un grupo de compañeros que había ingresado nuevamente al ministerio, la policía avanzó y comenzó a reprimir”, completó.

Entre las organizaciones que reclamaban por planes sociales y laborales se encontraban Quebracho, la Federación de Trabajadores por la Economía Social Limitada (Fetraes) y el Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala, cuyos representantes fueron recibidos por funcionarios de Desarrollo Social y el Ministerio de Trabajo.

Antes de que se retiraran las organizaciones, integrantes de la agrupación Quebracho comenzaron a arrojar piedras y cascotes a los efectivos policiales, lo que generó la represión de los efectivos de las fuerzas de seguridad, que utilizaron camiones hidrantes y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Foto: TV