Marcel Aguilera, presidente de la Federación Universitaria platense, visitó los estudios de Radio La Plata y se refirió a la movilización del viernes en reclamo de la apertura del turno noche del comedor estudiantil. “Es una lucha histórica del movimiento estudiantil y pedimos que, además, se incluya el menú celíaco, porque sabemos que hay 2000 estudiantes que padecen celiaquía”, apuntó.

Asimismo, el referente estudiantil subrayó que “se ha incrementado” la concurrencia al comedor y estimó que “más de 7500 estudiantes van regularmente, de lunes a viernes”, aunque “los miércoles la asistencia llega a 10 mil estudiantes”. “La realidad y el contexto económico de nuestro país marca que, en muchos casos, se empieza a pensar más en el laburo y en el morfi que en estudiar”, afirmó.

Por otra parte, Aguilera hizo hincapié en los problemas presupuestarios que tienen varias universidades y resaltó la responsabilidad del Ejecutivo nacional: “Hoy vemos como las universidades y la Educación Pública en general son el principal frente de ataque del Gobierno”. En este sentido, criticó la candidatura de Esteban Bullrich en la provincia de Buenos Aires y recordó que aún no hubo acuerdo paritario con los docentes universitarios.

Consultado sobre las denuncias de suspensiones en el programa PROGRESAR, el titular de la FULP dijo que desde esa federación “estamos haciendo un relevamiento a nivel provincial para tener el dato duro de cuántos son los beneficiarios de este derecho”. “Es otro de los riñones de ajuste que está planteando este Gobierno, ni hablar del Boleto Educativo Provincial, que está implementado sólo para los carteles de autopista de Vidal porque la realidad concreta es que más de medio millón de estudiantes bonaerenses están por fuera de este derecho”, ironizó el dirigente.